lunes, 23 de diciembre de 2013

Nuestro Rifle de Asalto G 36

 JOHNNY COGIÓ SU FUSIL.

Johnny, get your gun, get your gun, get your gun.
Take it on the run, on the run, on the run.
Hear them calling you and me,
Every Son of Liberty.
Hurry right away, no delay, go today.
Make your Daddy glad to have had such a lad.
Tell your sweetheart not to pine,
To be proud her boy's in line.

Johnny, get your gun, get your gun, get your gun.
Johnny, show the "Hun" you're a son-of-a-gun.
Hoist the flag and let her fly… (George M. Cohan: “Over There”, 1917)



M-4, Kalashnikov AK-12, FN FAL, Steyr AUG, SA-80, Galil, Valmet, Tavor, FAMAS, Barret REC 7, ARX 160… Mucho se ha hablado del fusil de asalto perfecto. España tuvo durante décadas uno de los más robustos y fiables, el Cetme C, pero –tras evaluar sus sucesores- al MINISDEF se le hizo indispensable buscar un digno sustituto del calibre 5,56 que cumpliera los requerimientos exigidos y que, en ocasiones y por desgracia, el Cetme L no había culminado.

El rifle de asalto Heckler & Koch G36-E se incorporó a las Fuerzas Armadas españolas en 1999 con la complicada misión de sustituir al clásico CETME. Así, justo cuando el planeta estaba a punto de celebrar el cambio de milenio, un nuevo inquilino desembarcaba en las filas del Ejército español. Ahora, varios años después de su entrada en el departamento de armamento ligero del Ejército de Tierra español, el G36-E ya ha demostrado sobradamente sus incuestionables virtudes y sus mínimos inconvenientes. Llega el momento de analizar con más detalle la vida del nuevo “FUSA" (FUSil de Asalto) español.
 
G36 E
Indudablemente, este fusil de origen alemán presenta grandes ventajas con respecto al tradicional CETME. Sin embargo, en el empleo del G36-E también se han constatado una serie de inconvenientes que han empañado en cierta medida su enorme popularidad. Uno de los problemas más comunes relacionados con el rifle de asalto del Ejército español es su fragilidad. En este sentido, parece que algunos soldados echan de menos la resistencia y la dureza del CETME, ya que el G36-E se rompe con mayor facilidad. Posiblemente, el motivo sea los polímeros empleados en casi toda la construcción del arma. Estos elementos abaratan sus costes de producción y reducen su peso, pero por el contrario le confieren una mayor fragilidad.

En su objetivo inicial de convertirse en un referente para los rifles de asalto en todo el mundo, el G36 ha conseguido superar en muchos aspectos a los clásicos M16 y AK47. Respecto al fusil estadounidense, el funcionamiento del G36 resulta mucho más fiable. En este sentido, el rifle alemán no se encasquilla prácticamente nunca y además precisa muy poca limpieza, lo contrario que el M16, un arma que siempre ha presentado problemas en este aspecto. Sin embargo, fundamentalmente por cuestiones políticas, estas aparentes ventajas del G36 no han ayudado al arma alemana a suplantar al M16 como rifle oficial de las Fuerzas Armadas estadounidenses. No obstante, diversos cuerpos policiales y fuerzas de seguridad del país norteamericano sí que están beneficiándose de las virtudes del G36.

Los soldados españoles también conocen la fiabilidad, la precisión y el sencillo manejo del G36-E. Ellos son conscientes de que en su manos tienen un rifle tecnológicamente muy avanzado y que puede ofrecer un excelente rendimiento en el campo de batalla. Precisamente ahí es donde las clásicas armas de los fabricantes alemanes han mostrado sus mejores resultados. Con el paso del tiempo veremos si el G36 logra escribir su nombre con letras de oro en la historia de las armas.

El Heckler & Koch G36 es un fusil de asalto del calibre 5,56 mm diseñado por Heckler und Koch en Alemania durante los años noventa como sustituto del HK G3. Es el fusil reglamentario del Bundeswehr desde 1995 y de las Fuerzas Armadas españolas desde 1999. También es usado por el Ejército de Lituania desde 2007 (G36V y el G36KV). Además es empleado por un gran número de unidades de operaciones especiales de diversos países: Francia, Holanda, Italia, Filipinas (el SWAG de la Marina de guerra filipina y el LRB -Batallón Ligero de Reacción-), Indonesia (la unidad especial indonesia “Kopassus”, han comprado fusiles G36C, la versión compacta del HK G36), Tailandia (los Marines Reales y los SEAL tailandeses utilizan el G36), Noruega (en su Comando Costero de Rangers), Polonia (la Policía Polaca ha equipado sus unidades antiterroristas con fusiles G36C y de G36E) o Malasia (Las fuerzas especiales de Malasia “Grup Gerak Khas” y “Pasukan Gerakan Khas” son sus usuarios para operativos tácticos especiales).

Las fuerzas armadas portuguesas, están evaluando actualmente el G36 como reemplazo para su actual fusil en servicio, el G3. Las fuerzas especiales lituanas (SOJ) utilizan HK G36 con el lanzagrandas AG-36. A finales de los años 90, un pequeño número de fusiles G36 fue comprado por el ejército británico, posiblemente con el fin de adoptarlo como arma estándar de la infantería; sin embargo, no se ha tomado ninguna decisión al sucesor del L85A2. Los fusiles G36 capturados al ejército Georgiano en la Guerra de Osetia del Sur de 2008 fueron destinados por los rusos a los Spetsnaz.
 
HK G36
El HK G36 nació en la década de los 90 cuando el Bundeswehr le encargó al fabricante de armas Heckler und Koch que desarrollara un nuevo sistema de arma para sustituir al fusil de servicio de las Fuerzas Armadas germanas desde los 50: El HK G3. Este hecho se produjo después de que dos diseños anteriores de Heckler & Koch, el revolucionario HK G11 (rechazado por su elevado coste de producción) y el más convencional HK G41, fueran ambos rechazados en los años 80. Y es que esta era una de las premisas básicas que debía tener en cuenta H&K si quería que su nuevo rifle disfrutara de una expansión internacional. De esta forma, el sustituto de su clásico G3 debía ser un arma flexible, asequible y con un diseño extremadamente fiable y moderno. Cumpliendo estos requisitos apareció a mediados de los 90 el G36, un rifle de asalto que aspiraba a convertirse en el fusil oficial de las Fuerzas Armadas alemanas, pero que al mismo tiempo había sido diseñado pensando en la exportación a otros países.

En lugar de comenzar de cero con un diseño totalmente nuevo, los ingenieros de Heckler & Koch, dirigidos por Ernst Mauch, idearon hacia principios de los 90 lo que dentro de la empresa se conocía como HK50. El que posteriormente -una vez que fue aceptado en el mercado militar- la Bundeswehr lo nombró como G36.


Para su nuevo HK50 (o “Proyecto 50”), la compañía pidió prestadas características de una variedad de diseños más antiguos y agregó algunas innovaciones dirigidas por la experiencia con los diseños anteriores HK 36, HK VP70, y HK G11. El sistema de disparo es más similar al Armalite AR-18, utilizando un sistema de recarga automática con pistón accionado por gas de retroceso corto y cerrojo rotativo Johnson/Stoner. Mientras el AR-18 utilizó un pistón convencional y varillas de guía duales, el G36 utiliza un pistón con anillos similares al Fusil M16 y solamente una varilla de guía.

Así, en 1995 el HK50 fue seleccionado por la Bundeswehr para sustituir a los míticos y veteranos HK G3.

El fusil dispara el cartucho estándar 5,56 x 45 OTAN con una cadencia máxima de 750 disparos por minuto, puede disparar además en modo semiautomático o en ráfagas, para lo cual cuenta con una palanca selectora sobre el disparador. El mecanismo de disparo está operado por gas con una cabeza de cerrojo rotativa, en vez del sistema de rodillos retardados (acerrojamiento semirrígido) usados previamente por HK en el HK G3. Este fusil usa un sistema de pistón de gas de recorrido corto, que mantiene el cajón de mecanismos muy limpio y libre de encasquillamientos, consiguiendo un fusil capaz de disparar decenas de miles de cartuchos sin limpiarlo. Es un contraste con el complicado M16, que causaba muchos fallos en sus primeros años y todavía hoy requiere una limpieza meticulosa para que funcione de forma fiable.

VARIANTES.
El G36 tiene cuatro versiones principales diferentes, que comparten el mismo cajón de mecanismos y difieren únicamente en el peso y longitud del cañón y del guardamano. Además, para cada tres de las versiones existe un variante de exportación (antes denominada E, ahora V).
 
G36 C
 G36. Versión principal. Puede disparar granadas de fusil estándar OTAN y lleva un aditamento junto al apagallamas para acoplarle un cuchillo-bayoneta. También se pueden usar los cargadores de 100 cartuchos Beta C-Mag y el bípode plegable, originariamente diseñados para la MG36. Existe también un guardamanos modificado para acoplarle el lanzagranadas AG36 de 40 mm.

G36V, antes G36E. Versión de exportación del G36.

Entre los principales complementos del G36-E destacan su culata plegable, la posibilidad de incorporar un bípode plegable junto al guardamanos, así como el hecho de poder intercambiar su cañón para disparar munición más potente. En este sentido, con todos estos elementos más un cargador de mayor capacidad, el G36-E se puede convertir en una ametralladora fiable y precisa. Otra de las virtudes del G36E es su ligereza, debido en gran parte a que la mayoría de sus piezas se han elaborado con polímeros. En este sentido, con el cargador vacío el G36E únicamente pesa 3,3 kilogramos, un registro que le convierte en un arma bastante manejable.
 
G36 K
G36K (Kurz –Corta-). Versión carabina. Se diferencia del G36 en que tiene el cañón y el guardamanos más cortos, la longitud del cañón es de 318 mm (frente a los 480mm del G36 convencional). Con la culata plegada su longitud total es de 615 mm, lo que hace que sea apropiada para actuar tanto en espacios cerrados como dentro de vehículos.

G36KV, antes G36KE. Versión de exportación del G36K.

La diferencia básica es que la longitud de la G36K es más corta que la de la versión principal, por lo que se hace idónea para espacios reducidos. Por tanto para distancias largas es mejor la versión normal de la G36. ¿Y por qué no funciona tan bien en distancias largas la G36K? Porque cuanto más largo sea el cañón de un arma, más velocidad de salida tendrá y -por tanto- mayor velocidad y alcance (sólo si la munición de dicho arma está bien compensada con la longitud del arma, peso del proyectil y también con la calidad del propelente). Con estar bien compensada nos referimos a que, si el cañón fuera muy largo, el propelente se iría quemando durante más tiempo, por lo que la bala perdería adherencia y también disminuiría su velocidad. De ahí a que haya que encontrar un equilibrio si no perfecto, al menos “casi perfecto”.

Otro tema que suscita polémica es el de LA PRECISIÓN: Hay quien asegura que –por ejemplo- el HK G36 KV tiene más precisión que el HK G36, lo que todo apunta que podría ser correcto porque “al ser el cañón más corto el paso de estrías es menor”, es decir, las estrías se comprimen porque en menos distancia han de dar un giro completo y ello conlleva mayor precisión del arma. Aunque pudiera parecer una explicación razonable es totalmente falsa tal y como se expone a continuación, lo que si bien es cierto es que con carácter general con cañón más corto la precisión suele ser mayor para un mismo arma y munición.
 
Trayectoria G36 KV
Antes de abordar esta cuestión es necesario definir qué se entiende por precisión al referirnos a un arma de fuego. A grosso modo, esta “precisión” viene determinada por las dimensiones del agrupamiento de los impactos realizados por un arma en las mismas condiciones. Este agrupamiento se define como el conjunto de impactos de un número limitado de proyectiles disparados por un arma con los mismos elementos del tiro (ángulo de tiro, velocidad inicial). Para el cálculo de esta precisión -propia y única para cada arma de fuego- sólo se consideran los factores debidos al arma y no al tirador u otras consideraciones, por lo que para calcularla se suele trincar el arma para evitar que se desplace lo más mínimo mientras se realiza una serie de disparos a una distancia determinada. Tras realizar los disparos (normalmente 3 o 5) se mide el diámetro del círculo que contiene los impactos. Normalmente se utiliza como unidad de medida de la precisión el minuto de ángulo o MOA, que equivale a una pulgada a 100 yardas, que son aproximadamente 2’5 cm. a 100 metros.

La precisión del arma depende en gran medida de la vibración u oscilación del cañón mientras el proyectil no abandona el mismo. Esto explica el hecho por el que por regla general un cañón corto proporciona mayor precisión que un cañón largo. Un cañón corto tiene mayor rigidez y la oscilación de la boca de fuego es menor, lo que repercute en una mayor precisión. Cuanto más largo es el cañón menor rigidez tiene el mismo y mayor es la amplitud de la oscilación de la boca de fuego. Esta es la explicación que dan diversos autores y realmente tiene sentido. Además, existen suficientes datos empíricos que corroboran este hecho. Tal es el caso de aquellos que cortan el cañón de su fusil sniper de 28 a 24 o 25″ sin que ello suponga una merma en precisión, sino al contrario, consiguen mejorar la precisión del arma. En la bibliografía de este artículo se incluye incluso un documento con los datos obtenidos en cuanto a precisión a medida que se va recortando pulgada a pulgada el cañón de un fusil de cerrojo en calibre .223 Remington.
 
Trayectoria G36
Aclarado el motivo por el que con carácter general un cañón corto proporciona mayor precisión cabe preguntarse ¿qué desventajas proporciona un cañón más corto? El principal efecto derivado de recortar el cañón de un arma consiste en la disminución de la velocidad en boca del proyectil, lo que supone un menor alcance máximo. Pero la diferencia no es tan alta como podría pensarse y en muchos casos puede despreciarse por su poca repercusión en el rendimiento del arma. De este modo, en el caso del HK G36 (cañón 48 cm.) la velocidad en boca de un proyectil SS109 (M855) es de 920 m/s, habiendo caído el proyectil 262’6 cm. a 600 m. y en el caso del HK G36 KV (cañón 31’8 cm.) la velocidad en boca del proyectil es de 880 m/s, habiendo caído el proyectil 295’3 cm. a 600 m. Es decir, para una diferencia de longitud del cañón de 16’2 cm. la velocidad varía únicamente en 40 m/s. y el proyectil a 600 m. caerá 32’7 cm. más.

Hacíamos referencia al principio al error que supone pensar que un cañón más corto tiene un paso de estrías menor que un cañón más largo. El estriado depende más del calibre, peso y forma del proyectil que de la longitud del cañón, por lo que a igualdad de factores el estriado es el mismo para diferentes longitudes. Tal es el caso del HK G36 y del HK G36 KV, que disponen del mismo paso de estrías de 1:7″ o 1:178 mm., es decir, una vuelta completa cada 178 mm./cañón, a pesar de la diferencia en longitud de sus cañones. Pero este paso de estrías no es exclusivo del HK G36 sino que es el más común en los FUSA de calibre 5’56 mm. NATO (5’56 x 45 mm.), independientemente de la longitud del cañón, que disparan el proyectil SS109 (ésta es la denominación OTAN, en Estados Unidos, la denominación militar de este proyectil es M855), el cual tiene un peso de 4 gramos (62 grains).

G36 con raíles Picattiny
ƒ G36C (Compact o Commando). Versión compacta. Con un cañón y guardamanos muy cortos, es una carabina compacta con cañón de 228 mm. Con la culata plegada tiene una longitud total de 500 mm y es más corto que el MP5 de 9 mm. El G36C es la carabina de 5,56 mm de producción en serie más corta hasta la actualidad. Su tamaño hace que sea especialmente apropiada para operaciones en espacios reducidos o cualquier otra aplicación donde sea requerida un arma potente y compacta. Debido a su diseño compacto tiene un guardamanos y también se le puede incorporar miras adicionales a elección del usuario. A este fusil de asalto se le han hecho numerosas pruebas: El G36C es capaz de disparar en agua, así como cubierto de arena y barro.

G36C Mag
MG36 (Maschinengewehr). Versión ametralladora ligera. Con la misma longitud que el G36, monta un cañón más pesado. Se incluye un bípode en el equipo estándar, así como cargadores de 100 cartuchos (aunque acepta los normales de 30).

MG36E. Versión de exportación de la MG36.

También existe un fusil de francotirador basado en el G36: el Heckler & Koch SL8.

SISTEMAS DE PUNTERÍA.

Hay tres tipos de sistemas de puntería, que traen de serie las distintas versiones del G36:
Las versiones G36 y el G36K tiene integradas una mira óptica con aumento de 3x y encima otra de punto rojo de 1x.

Las versiones G36V y G36KV (antes G36E y G36KE) sólo tienen integrada la mira óptica, que puede ser con aumento de 3x o de 1,5x a elección, pero es posible acoplar posteriormente como complemento otra mira, normalmente de tipo electrónica, encima mediante rieles estándar.

La versión G36C no trae miras ópticas ni réflex de serie; debido a su diseño compacto tiene un guardamanos sin miras integradas, con riel estándar y sistema de apuntamiento tradicional en el que se pueden incorporar miras adicionales a elección del usuario.

El G36E dispone de una mira telescópica fija de 1,5 aumentos, aunque también incorpora un sistema de miras abiertas que pueden utilizarse en situaciones de emergencia y que se halla sobre el asa portafusil. Esta mira fija de 1,5x es una de las principales ventajas del fusil de asalto español, ya que permite al soldado apuntar con bastante rapidez.



Como se ha indicado anteriormente, el G36E (la letra “E" indicaba que se trataba de un arma de exportación) es el fusil de servicio estándar desde el año 99 substituyendo al CETME L. Las Fuerzas Armadas Españolas poseen en la actualidad 75.219 fusiles G36E co-fabricados por la empresa española General Dynamics - Santa Bárbara Sistemas en la fábrica de La Coruña a un precio unitario de 778,99 € por fusil completo. 1/6 del precio, aproximadamente, corresponde a la mira Hensoldt. Paradójicamente, este rifle de asalto de calibre 5,56mm OTAN acabaría siendo el sustituto del mítico CETME, un legendario rifle de origen español que había servido como inspiración a H&K para diseñar su célebre G3…


Œ Grupo Especial de Operaciones (GEO): Esta unidad del Cuerpo Nacional de Policía usa el G36 con lanzagranadas AG36.

 Unidad de Intervención Policial (UIP): Unidad del Cuerpo Nacional de Policía que usa el G36CV.

Ž Grupo de Acción Rápida (GAR): Esta unidad de lucha antiterrorista de la Guardia Civil usa la versión G36K.

 Grupo de Reserva y Seguridad (GRS): Unidad de reserva, apoyo a unidades territoriales y actuación antidisturbios de la Guardia Civil usa la versión G36K.


ESPECIFICACIONES
Peso
(sin cargador)
3,63 kg (G36)
3,33 kg (G36V)
3,3 kg (G36K)
3 kg(G36KV)
2,82 kg (G36C)

Longitud
(culata plegada / extendida)
758 mm / 999 mm (G36 y G36V)
615 mm / 860 mm (G36K y G36KV)
500 mm / 720 mm (G36C)

Longitud del cañón
480 mm (G36 y G36V)
318 mm (G36K y G36KV)
228 mm (G36C)
Anchura
64 mm

Altura
320 mm (G36, G36K, MG36)
285 mm (G36V, G36KV, MG36E)
278 mm (G36C)
Munición
5,56 x 45 OTAN
5,56 mm
Sistema de disparo
operada por gas, cerrojo rotativo
Cadencia de tiro
750 balas/min, cíclico
Alcance efectivo
ajuste de miras de 200 a 800 m
Cargador
extraíble de 30 cartuchos semi transparente o tambor C-mag de 100 cartuchos
Miras
Mira réflex con aumento 1x, mira telescópica con aumento 3x (la versión de exportación tiene 1,5x) y mira muesca fija trasera


Según aseguraba uno de sus primeros usuarios, un oficial que testó dicho fusil: “Una de las modificaciones que se le exigió a H&K para la adopción de su fusil fue el refuerzo del guardamano con una lámina metálica en su interior para evitar el sobrecalentamiento del mismo. (…) Con respecto a la esgrima de fusil, desde que se dio de baja el CETME C no hemos tenido un fusil adecuado para esta función. El cañón que se doblaba con suma facilidad era el del CETME L, con el G36-E por ahora no hemos tenido problemas de este tipo. Por cierto, al disparar granadas de fusil la culata NO se rompe y eso que las granadas españolas son de mayor peso que las estándar para las que está preparado el fusil. Por último resaltar que es muy difícil encontrar "algo" que sea peor que el SA-80 –cuyo sistema bullpup se atora a las primeras de cambio- o el CETME L…[1]

En definitiva, un arma robusta y fiable, digna sucesora de nuestro inefable e ibérico “Chopo”.

Porque, como se decía en aquella película del malogrado Tony Scott titulada “Amor a Quemarropa” (“True Romance”, 1993): “ES MEJOR TENER UN ARMA Y NO NECESITARLA, QUE NECESITARLA Y NO TENERLA”.    

¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯¯

   





[1] El término BULLPUP se refiere a un formato de arma en el cual los mecanismos y el cargador se encuentran detrás del gatillo. Esto incrementa la longitud del cañón respecto al largo total del arma, permitiendo tener armas con la misma longitud del cañón, ahorrando peso y aumentando la maniobrabilidad en espacios estrechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario